El signo Lunar: Mi mundo emocional

05.11.2020

En un artículo anterior te hablaba del ascendente y el signo solar. Te invito a que lo consultes también y conozcas el pack que forman junto a tu signo lunar. Toda esta información es esencial para empezar a utilizar la astrología como la herramienta de autoconocimiento que es. 

Signo Lunar: Mis emociones y YO.

Probablemente el menos conocido y es muy importante en el camino del crecimiento personal. El signo lunar es el signo por el que pasaba la Luna en el momento de tu nacimiento y determina muchísimo tu personalidad, es tu manera de sentir, de conectar con tus emociones y de expresarlas. 

La Luna cambia de signo cada dos días y medio aproximadamente. Y este es otro motivo por el cual nos sentimos tan diferentes a otras personas con nuestro mismo signo solar. 

Otros muchos temas a tener en cuenta, y de los cuales hablaremos en profundidad más adelante, son: "Las Casas" y los planetas y nodos que habitan en ellas, los elementos y "Los Aspectos".

El signo lunar tiene que ver con nuestro niño/a interior, con la herida de la infancia y  como percibimos a nuestra madre en aquella época. La Luna comparte connotación femenina con Venus. 

La madre es quien nos dio el primer alimento, desde antes de nacer, por eso la luna también está relacionada con la alimentación, con nuestra relación con la comida y los hábitos que tenemos en este campo. 

Es importante saber que cada signo tiene su luz y su sombra. Poner luz a nuestra sombra es algo que trabajo mucho en mis sesiones de terapia, porque está muy relacionado con la Gestalt. Trabajar en esto nos ayuda a aceptarnos, a reconocernos, nos da herramientas, nos hace responsables, conscientes y a la vez nos libera y mejora la relación con nosotros mismos y el entorno. 

Por ejemplo, una persona con la Luna en Acuario, un signo mental (Aire), cuando se mueva desde la Luz estará llena de ideas y con ganas de compartirlas, pues son creativas, comunicativas, amistosas e inteligentes. Pero a la vez disfrutan y necesitan de tener su espacio y su libertad, un poco como un gato. Y acuario desde la sombra, es rebelde, inconformista, obsesivo, cerrado, excesivamente racional, distante, frío, conectando con las emociones desde la mente, sin dejarse sentir. 

El singo lunar conecta con su sombra al sentir que algo alcanza su herida y entonces saca la coraza.  

El problema es que muchas veces no reconocemos nuestra sombra y culpamos a factores externos. Que, tengan relación o no, en última instancia, el poder y la responsabilidad de decidir como vivimos nuestras emociones nos pertenece.

Trabajar tus emociones, tu signo lunar te ayuda a empoderarte, a madurar, a cuidar de ti mismo, a atender tus propias necesidades y abandonar el rol tu niño/a herido/a, a sanarlo/a.

  • La sanción vendría a ser: Eso que eché en falta de mis padres (sobre todo la madre), aprendo a dármelo yo. Me responsabilizo de mi estabilidad emocional. Mi YO adulto/a cuida de mi niño/a herido/a, como una madre.


La Luna rige Cáncer, elemento agua, que son las emociones, la madre, la familia y su casa asociada es la casa 4. 

CHAKRAS ASOCIADOS: SVADISTHANA (MADRE, AGUA) Y AJNA (LUNA)  = YO DESEO / YO COMPRENDO

Y el mensaje de estos dos chakras tiene mucho que ver con la sanción  del signo Lunar: Si comprendo mis necesidades, mi agua, mis emociones, y las cuido con amor maternal, sano.