¿Quién soy?


Sobre mi: 

Anteriormente me dedicaba a la fotografía y a la publicidad, pero ese mundo tan acelerado, me llevó a probar el yoga. Tenía casi 30 años y mi alma me pedía a gritos un cambio. Ya no me identificaba con las cosas que antes me gustaban, ni con ese ritmo de vida. En el silencio y la soledad empecé a conocerme a escucharme. 

El yoga y la terapia me ayudaron a poner luz a mi sombra. A transitar mis emociones, a aprender de las experiencias. Y entonces sentí, con total certeza, que ese era mi camino.

Estudié Vedanta Advaita y, a lo largo de los años, me formé en Ashtanga, Vinyasa, Kundalini, Rocket y Yin yoga. 

Paralelamente, me formé también en  Terapia Gestalt y Transpersonal. 

Descubrí la medicina tradicional china, profundicé en el ayurveda y empecé a interesarme por la astrología. Comprendí la importancia de conocerse, no solo a nivel corporal y psicológico, sino también energético y que para evolucionar en armonía con el universo, era necesario respetar y entender los ciclos y las energías de la naturaleza y el propio. 

El 2020, con toda la situación que se dio, se despertó en mi un interés en profundizar en trabajos más energéticos y desde entonces me he estado formando en: reiki, astrología, tantra, tarot, gemoterapia (epecialmente Yoni Eggs y trabajo con cuarzos), aromaterapia y registros akáshicos.

Inicié unos trabajos muy potentes de sanción del linaje y de las memorias del útero con técnicas de tantra y chamanismo y el proceso fue tan revelador, que ahora comparto con vosotros/as esas herramientas, en mis  círculos de mujeres, en retiros y en terapia. En estos encuentros abarco especialmente el tema los conflicos de género, ámbito en el cuál tengo también una titulación específica.