Pirita y Lapislázuli para gripes y bronquitis.

14.10.2020

Ante todo explicarte que cualquier trabajo energético que realices, ya sea gemoterapia, reiki, yoga... Si no somos capaces de recoger con el corazón y las semillas que siembran y aprender las enseñanzas que traen, la sanación y la transformación no se va a dar. No hace falta que creas en el reiki, para que haga efecto, ni que estar interesado/a en toda la parte filosófica del yoga para practicar asana. Pero los trabajos energéticos van a mover cosas en ti y aquí es cuando es necesario abrirse al autoconocimiento y abandonar esos viejos patrones que tu cuerpo y la vida te están señalando con neones. 

Los trabajos energéticos ayudan a ponerle luz a tus sombras, pero obviamente lo que se oculta en las sombras no nos gusta, por eso lo guardamos allí. 

Por este motivo ofrezco mi acompañamiento psicológico junto a mis terapias energéticas y así podemos ir asentando y trabajando todo juntos.

Hay épocas  en las que nos enfermamos constantemente, nos falta energía y ánimo. 

Sientes bloqueos y eres consciente de que estás somatizando, que no es sólo una cuestión física, algo en tu vida no fluye. Vas a terapia, pero no sales de ese bucle. 

Este sería un caso donde recomiendo complementar los procesos autoconocimiento y toma de conciencia (Gestalt, astrología psicológica) con las terapias energéticas.

Donde la mente no alcanza, llega la luz

Pirita

Conocida como "el oro de los tontos" porque durante la fiebre del oro la hacían pasar por este metal precioso consiguiendo hacer el negocio del siglo. 

Si eres una persona propensa a problemas respiratorios, quizá de nacimiento, probablemente tu aura sea más fina o tenga una pequeña fuga, a la altura del pecho. Haciendo de este tu talón de Aquiles. La pirita Detiene las fugas energéticas del cuerpo físico y del aura y eleva la energía.

Este mismo procedimiento, se emplea en las terpias de Reiki, se canaliza la energía universal y esta llega donde tu ser más lo necesite. El trabajo con gemas o aromas puede hacer el tratamiento aun más eficaz. 

El término "pirita" es de origen griego y proviene del término 'pyr' que significa fuego. Esto es así porque, al rozar la pirita con otros metales, se producen chispas de fuego.

Compuesta por hierro y azufre y al formarse va creando cubos superpuestos. 

Se encuentra en  los Estados Unidos, Perú, Grecia y Portugal y también en Navajún, La Rioja.


Beneficios:

  • Es eficaz en la medicina homeopática, sobre todo en enfermedades de las vías respiratorias. Útil en la gripe y amigdalitis.
  • Incrementa el abastecimiento de oxígeno a la sangre y fortalece el sistema circulatorio, potenciando el oxígeno en la corriente sanguínea.
  • Refuerza el sistema respiratorio, es beneficiosa para los pulmones, aliviando el asma y la bronquitis.
  • Incrementa el flujo sanguíneo en el cerebro, que hará que sientas la cabeza más despejada, sin tanto embotamiento. 
  • Eleva la energía, reduce la fatiga. 
  • Detiene las fugas energéticas del cuerpo físico y del aura. 
  • Fortalece el sistema digestivo y neutraliza las toxinas ingeridas. 
  • Ayuda a conciliar el sueño cuando hay molestias gástricas. 


Lapislázuli

Es una roca formada por múltiples minerales, principalmente Lazurita, Sodalita, Calcita y Pirita.

Muy recomendada si eres una persona que tiende a la retroflexión. Mecanismo de defensa de la Gestalt que consiste en callarnos cuando algo nos enfada o nos duele somatizando principalmente en dolor de garganta, laringitis, tos, afonía...

El Lapislázuli es de color azul oscuro con manchas blancas y doradas por contenido de pirita.

Debe su nombre al latín "lapis" y del persa "lazhward" que significan azul.

El principal país de exportación de Lapislázuli es Afganistán, pero también se encuentra en Chile y USA.


Beneficios:

  • Lapislázuli es beneficioso para la garganta, la laringe y las cuerdas vocales.
  • Ayuda a regular las glándulas tiroideas y endocrinas. 
  • Abre el tercer ojo y equilibra el chacra de la garganta. Esto te ayuda a comunicarte con tu Ser Superior sintiéndote más orientado/a.
  • Mejora la comprensión y la intuición, facilitando la comunicación contigo mismo/a y con los demás. Ayuda a solucionar conflictos internos y externos. 
  • Sana las somatizaciones por aquello que callamos y favorece la expresión. Nos libera del enfado enquistado y de volver a caer en esa represión.
  • Aporta claridad para poder expresarnos de manera asertiva y de este modo no reprimir esa agresividad dentro.